TIN y TAE: Principales diferencias que debes conocer

TIN y TAE: Principales diferencias que debes conocer

Tanto si estás pensando en pedir una hipoteca para comprar un piso o simplemente quieres saber exactamente cuanto vas a pagar por un préstamo debes saber que es el TIN y el TAE y las principales diferencias entre ellos. 

Si vas a pedir un préstamo personal, debes conocer las principales diferencias entre estos dos indicadores. Te ayudará a tomar mejores decisiones financieras puesto que aunque son indicadores complementarios, la TAE te va a dar una información más completa acerca de todos los costes asociados que tiene un préstamo.

Que es el TIN

El TIN es el acrónimo del tipo de interés nominal que pagarás por el dinero que te prestan los bancos en un periodo concreto, por ejemplo un año. 

En el caso de una hipoteca será el tipo de interés, si es una hipoteca fija o la suma del tipo de interés más el diferencial si es una hipoteca a tipo variable.

El TIN no incluye ningún coste asociado al préstamo, solamente incluye el precio que vas a pagar por el dinero, es decir, el tipo de interés que pagas a quien te lo presta.

En un ejemplo sencillo de una hipoteca al 1,5% TIN, significa que el coste de los intereses de tu hipoteca es del 1,5%, es decir, 1,5 euros para 100 euros que pidas.

Que es el TAE

El TAE es el acrónimo de la tasa anual equivalente. Este indicador, además de incluir el tipo de interés nominal (TIN), contempla todos los gastos asociados a un préstamo. Por lo que es el indicador más fiable del coste total de la financiación.Generalmente incluye los costes de estudio del préstamo, la tasación inmobiliaria, certificado energético…

Siguiendo con el ejemplo de la hipoteca, imagina que la hipoteca tiene un coste de estudio de 300€, además debes contratar un seguro de hogar de otros 200€ anuales  y un seguro de protección de pagos para que te la concedan de 180 euros anuales. 

A pesar de que estos seguros te aportan servicios y coberturas, el coste de las pólizas se debe incluir en el coste de la financiación de la hipoteca para calcular el TAE. Pasando del 1,5% TIN inicial al 2,29% añadiendo todos los gastos asociados al crédito hipotecario. 

Al añadir todas los costes de las obligaciones que te genera un crédito, podrás comparar de forma sencilla el coste real de la financiación. En la mayoría de casos las entidades financieras te ofrecen un mejor tipo de interés si contratas los seguros con ellos. Pero puede que los seguros que tengas que contratar tengan un precio mayor que el ahorro que te ofrece el tipo de interés.

Como puedes ver el TIN y la TAE son complementarios para calcular el coste total de una financiación. Si vas a pedir un préstamo, deberás tener en cuenta todos los costes asociados a la financiación, y para ello la mejor opción es que te fijes en la TAE final. Puesto que te dará toda la información de los costes del préstamo.

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.