Tarjetas de crédito: Aspectos importantes que debes conocer

Tarjetas de crédito: Aspectos importantes que debes conocer

Si ya nos conoces, sabrás que desde Acaudalados te ayudamos a incrementar tu patrimonio con sentido común. Huimos de las deudas malas y no somos especialmente partidarios de financiar un estilo de vida que no te puedes permitir. Elegimos la frugalidad como estilo de vida y no somos muy dados a aparentar. Es por ello, que hoy te queremos contar nuestra opinión respecto a las tarjetas de crédito y comentarte los aspectos más importantes que debes tener en cuenta.

Una tarjeta de crédito es un medio de pago emitido por una entidad financiera que te permite disponer de cierta cantidad de capital calculada en base a tus necesidades y a tu capacidad crediticia. Generalmente son de plástico pero cada vez más, existen tarjetas de crédito que puedes vincular a tu teléfono móvil con la ventaja de poder pagar útilizando tu teléfono.

Cómo funciona una tarjeta de crédito

El funcionamiento es sencillo, vas pasando la tarjeta cada vez que realizas una compra y este importe se va sumando (o restando) al crédito que tienes disponible en tu entidad. A final de mes debes tomar una decisión importante:

  1. Pagar la totalidad de tu deuda sin incurrir en costes extras ni intereses 
  1. Fraccionar el pago de tu tarjeta en “cómodas cuotas” que generarán intereses alrededor del 20%

Nosotros siempre te vamos a recomendar que optes por la primera opción. Pagues el total de tu deuda y no incurras en intereses. Si lo haces de esta manera, habrás conseguido financiación a coste cero además de disfrutar de alguna ventaja adicional como acumular puntos, o disponer de algún tipo de seguro vinculado al medio de pago. En el mercado puedes encontrar varios tipos de tarjetas de crédito, cada una con diferentes pros y contras

Tarjeta de crédito como herramienta

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero más del que dispones en el mercado. Como todas las herramientas, el uso que hagas de ella determinará si es una buena opción o una mala opción. Las tarjetas de crédito son un medio de pago aceptado alrededor del mundo, además, suelen incluir seguros de protección en caso de robo y uso no autorizado que te protegerá. Existen tarjetas con programas de puntos muy interesantes, que bien utilizadas te darán beneficios adicionales como mejores reservas o acceder a una gama superior de un coche de alquiler sin pagar más.

Incluso, es posible que te haga falta utilizar una tarjeta de crédito para determinados servicios como las reservas hoteleras o  alquileres de coches entre otros. Poder diferir un pago al mes siguiente y sin incurrir en intereses también es una de las principales ventajas de utilizarla. 

Por otra parte, una tarjeta de crédito te abre una puerta a un gasto sin control, incluso excesivo y te  hace creer que puedes permitirte grandes desembolsos por la facilidad de financiar las compras en cuotas bajas. Estas compras, la gran mayoría de ellas innecesarias harán que te excedas de tu presupuesto sin darte cuenta.

El pago de las cuotas de las tarjetas de crédito es una de las principales “deudas malas” de la población. Recuerda que estas cuotas se acaban eternizando en el tiempo y generan, en muchos casos, muchos costes en forma de intereses. Las tarjetas de crédito son una herramienta perfecta para apalancarte difiriendo el pago de un mes al siguiente, pero no para financiarte.

Photo by Stephen Phillips – Hostreviews.co.uk on Unsplash

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.