Seguro de protección de pagos de alquiler: Un plus de tranquilidad para tus ingresos

Seguro de protección de pagos de alquiler: Un plus de tranquilidad para tus ingresos

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena, es muy posible que dispongas de una vivienda para alquilar o bien que estés pensando en comprar un piso  como inversión a largo plazo. El alquiler de una vivienda es una de las formas más habituales de conseguir ingresos pasivos y poner tu dinero a trabajar relativamente sin esfuerzo. Pero antes, te conviene conocer que es un seguro de protección de pagos.

Antes de alquilar una vivienda te conviene tener en cuenta ciertos aspectos para poder empezar esta etapa con garantías.

Ya repasamos los pros y los contras de comprar o alquilar una vivienda en esta entrada, y hoy te queremos contar una de las mejores formas de proteger tus rentas por alquiler y minimizar los riesgos en caso de impago.

Comprar para alquilar: Una fuente de ingresos pasivos

Sin entrar a fondo en la cuestión, comprar un piso para alquilarlo puede ser una buena inversión a largo plazo, puesto que una vez consigues ahorrar la entrada inicial, es muy posible que la renta que percibas por el inmueble sea superior a la hipoteca que estés pagando. Por lo que a largo plazo y salvando ciertos aspectos, se podría decir que has comprado un activo con las rentas que te ha generado.

Ahora bien, alquilar una vivienda a terceros no está exento de costes: Tendrás que hacerte cargo de impuestos, cuotas de la comunidad, derramas y mantenimiento de la misma. Además, de un riesgo potencial: existe la posibilidad de que el inquilino deje de pagar las cuotas con el consiguiente perjuicio de rentabilidad.

En este contexto, en el mercado dispones de opciones para minimizar el riesgo de impagos de las cuotas del alquiler. Son los seguros de protección de impagos del alquiler. El seguro de impagos de alquiler te protege ante un posible inquilino moroso un determinado número de cuotas establecidas en la póliza, generalmente 12, y ante unas determinadas circunstancias.

Seguro de impagos de alquiler: Cómo funciona

Este tipo de seguros, se contratan con una aseguradora especializada. La aseguradora se encarga de realizar un estudio de solvencia de los posibles inquilinos. Recaban toda la documentación necesaria para comprobar que podrán hacerse cargo de las cuotas del alquiler: Comprueba su situación laboral, ingresos medios, si aparece o no en algún listado de morosos y contrasta que el importe del alquiler no sea superior al 40%-45% de sus ingresos netos para que pueda hacer frente a las cuotas del mismo. 

La cuota anual del seguro de impagos del alquiler suele ser un porcentaje alrededor del 3-4% de la renta anual del alquiler. Puede ser el inquilino el que se haga cargo del mismo.

Contratar este tipo de seguros ofrece un plus de tranquilidad por las coberturas que ofrece. A pesar de tener un seguro de protección de pagos de alquiler, si un inquilino no te paga la renta, tardarás algunos meses en recuperar tu dinero y tu vivienda. Con un seguro de este tipo, en caso de impago de las rentas, será la aseguradora la que se haga cargo del proceso y cubrirá buena parte del riesgo de la operación. 

Photo by Maria Ziegler on Unsplash

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.