Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable: Qué debes tener en cuenta

Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable: Qué debes tener en cuenta

Si ya te has decidido por la compra de una vivienda. Otra de las preguntas importantes a las que debes responder es si vas a contratar una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable. Cada una de las opciones tiene sus pros y sus contras. Las hipotecas a tipo variable están vinculadas al Euribor y sobre este, se le añade un diferencial. Por el contrario, en las hipotecas a tipo se establece un interés previamente que no está sujeto a las fluctuaciones del mercado. 

Que es el Euribor

El Euribor, acrónimo de las palabras tipo europeo de oferta interbancaria, se define como el tipo de interés al que están dispuestos a prestarse el dinero entre los bancos. Es la principal referencia en los préstamos a tipo variable y entró en vigor el 1 de enero de 1999.

En las hipotecas variables, la cuota dependerá en gran medida del tipo al que esté el Euribor en un periodo determinado. Generalmente 6 meses o 1 año. Al precio del Euribor se le añade un diferencial, es decir un sobrecoste por el préstamo para calcular efectivamente tu cuota.

En este enlace de Idealista puedes ver la evolución del Euribor mes tras mes. En el mes de diciembre de 2021 actualmente se encuentra en niveles negativos rondando al 0%. Y la media histórica del Euribor ha sido del 1,841%

Para entender mejor cómo funciona, veamos un ejemplo práctico de una hipoteca a tipo variable: Euribor + 0,99% revisable cada 6 meses:

Suponiendo que la contrataras en Noviembre del 2021 con el Euribor a  -0,487% pagarías  -0,487% + 0,99 un total de 0,503% de tasa de interés hasta el próximo periodo de revisión. En este momento, es un muy buen resultado para quien tenga una hipoteca a tipo variable. Es un tipo de interés muy bajo

Hipotecas a tipo fijo

En las hipotecas a tipo fijo por el contrario, se establece un tipo fijo en el cálculo de las cuotas. Este tipo marcado en la hipoteca no está sujeto a las fluctuaciones del mercado. Tus cuotas siempre van a ser iguales, independientemente de cómo esté el Euribor. En las hipotecas a tipo fijo el tipo de interés suele ser un poco más alto que en las hipotecas a tipo variable. Es decir, si el tipo de interés que has negociado con tu banco es del 1,5% siempre será igual durante toda la vida del crédito hipotecario. Las hipotecas a tipo fijo son más conservadoras.

Contratar una Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable

Contratar una hipoteca es una decisión muy importante, debes analizar bien tu situación o incluso acudir a un asesor financiero puesto que suele durar mucho años. Es una decisión que debes meditar bien y tomarla en base a tu situación.

Deberás tener en cuenta muchos factores. Si valoras la tranquilidad de pagar la misma cuota todos los meses, la hipoteca fija puede ser una buena opción. Por el contrario, si prefieres aprovechar los bajos tipos del Euribor actualmente, con la hipoteca variable te beneficiarás, al menos en el corto plazo.

Recuerda que como hemos comentado antes, la media histórica del Euribor se sitúa en el 1,841% y no hace tantos años, en Julio de 2008 llegó a su máximo histórico situándose en el 5,39% por lo que el cambio en las cuotas mensuales a pagar puede ser varios cientos de euros al mes. 

Photo by Kara Eads on Unsplash

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.