Coche nuevo o coche usado: Cual es la mejor opción

Coche nuevo o coche usado: Cual es la mejor opción

Después de la compra de una casa, la compra de un coche es uno de los principales desembolsos de las personas hoy en día. A pesar de las restricciones a la circulación de las grandes ciudades. Así como la aparición de nuevos modelos para compartir, la gran mayoría de las personas quiere un coche en propiedad. En este contexto siempre surge la duda entre coche nuevo o coche usado y cual es la mejor opción.

Comprar un coche es una decisión emocional más que racional. Hay varios factores a tener en cuenta antes de decidir si comprar un coche nuevo o usado. La respuesta corta desde un punto de vista estrictamente económico es sencilla. Un coche usado es una mejor decisión económica a largo plazo. Veamos por qué:

Razones para comprar un coche usado

  1. Menor desembolso inicial: Comprar un coche usado requiere de un menor desembolso inicial para su compra. Si no vas a utilizar mucho el coche y optas por los modelos más veteranos podrás pagarlo al contado sin necesidad de recurrir a costes de financiación.
  1. Menor depreciación: En el momento en el que el coche sale del concesionario pierde  un valor aproximado del 10%. En los primeros cinco años, se estima que perderá un valor de entre el 50 y el 60% de su precio de compra. En el caso de los coches de segunda mano, esta depreciación es menor. Cuantos más años pasan menor es la depreciación en porcentaje.
  1. Mayor poder de negociación en la compra: Al comprar un coche de segunda mano dispones de mayor poder de negociación con el comprador. Puesto que suele haber mayor oferta y los particulares suelen estar dispuestos a negociar.
  1. Reduce la incertidumbre: En el momento actual de transición energética hacia los vehículos eléctricos y con cada vez más restricciones en las grandes ciudades a los vehículos de combustión, no parece muy buena idea hacer un gran desembolso en un modelo de combustión de gasolina o diesel. Puedes ganar tiempo si compras un coche usado con unos cuantos años hasta ver qué pasa.
  1. Mayor disponibilidad: Generalmente al comprar un coche de segunda mano puedes disponer casi en el mismo día de él. No tendrás que esperar a que fabriquen tu coche.
  1. Menor precio de los recambios: Cuantos más años tiene un coche, más sencillo es encontrar ciertos repuestos como espejos retrovisores o faros en los desguaces. Este precio será mucho menor que comprar un repuesto nuevo.
  1. Menores costes mensuales: Si compras un coche de segunda mano con varios años, es posible que optes por aparcarlo en la vía pública. Puesto que no te importará tanto que reciba los típicos roces de aparcar en la calle. En cambio, si estrenas coche preferirás guardarlo en un garaje, al menos los primeros años para evitar disgustos.
  1. Seguros más baratos: El pago de la póliza de un coche usado suele ser más bajo que el de un coche nuevo. Además. al tener ya unos años y cierto kilometraje, es posible que optes por un nivel menor de coberturas que te hagan ahorrar dinero.

Como ves, son muchos los argumentos económicos a favor de la compra de un coche de segunda mano. Entendemos que te pueda hacer ilusión comprar un coche nuevo, vivir la experiencia de elegir el motor, el color, los extras… Incluso saber que eres el primero que planta sus posaderas en ese vehículo. Es toda una experiencia que puede que te merezca la pena. Pero desde un punto de vista estrictamente económico, un coche usado es la mejor opción.

Photo by Meriç Dağlı on Unsplash

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.