Así es un REIT: la forma más accesible de inversión inmobiliaria

Así es un REIT: la forma más accesible de inversión inmobiliaria

Si estás pensando en invertir a largo plazo para hacer crecer tu patrimonio y en activos que te generen rentas de manera periódica, es posible que hayas pensado en acometer una inversión inmobiliaria. Siendo así, te conviene saber qué es un REIT y por qué es una de las formas más accesibles de inversión en el mercado inmobiliario. En España los REITs se conocen como SOCIMIS, es decir, Sociedad Cotizada Anónima de Inversión en el Mercado Inmobiliario. Aunque existen diferencias en el funcionamiento, el concepto es el mismo.

El mercado inmobiliario suele ser una de las mejores opciones de inversión a largo plazo puesto que además de comprar un activo, también podrás generar ingresos por las rentas de alquiler de dicho inmueble.

Tradicionalmente, la inversión en el mercado inmobiliario ha estado reservada a pocos inversores con el capital suficiente para poder, al menos, hacer frente a los pagos iniciales: La entrada, que no la suelen cubrir los bancos, los gastos de escrituración así como los impuestos generados en la compra-venta de un inmueble. Además de esto, la inversión en inmuebles lleva aparejada tener que dedicar tiempo a la gestión de la propiedad: buscar inquilinos, gestionar desperfectos… Así como gastos extraordinarios derivados del uso y desgaste del inmueble.

Qué es un REIT

En este contexto, encontramos los REITs, que es el acrónimo de Real Estate Investment Trust, o lo que es lo mismo son fondos de inversión en inmuebles. Los REITs están compuestos por empresas que poseen y gestionan inmuebles de todo tipo con el objetivo de generar rentas a sus inversores.

El funcionamiento de los REITs difiere en función del país, pero para que sean considerados como tal, deben mantener una posición elevada en activos inmobiliarios así como repartir la mayor parte de sus beneficios entre sus inversores en dividendos.

Tipos de REITs

Existen diferentes tipos de REITs, los más comunes son los que se dedican a comprar inmuebles, alquilarlos y repartir las rentas entre sus inversores (Equity REITs). Y también existen otros especializados en financiar operaciones a terceros que obtienen las rentabilidades de los intereses que cobran a promotores inmobiliarios (Mortgage REITs).

La fundación del primer REIT tuvo lugar en Estados Unidos en el año 1960. Los mercados más populares donde los REITs tienen mayor presencia son en Estados Unidos, en Japón y en Francia o en Canadá. Y la principal ventaja que tiene invertir en REIts es la baja barrera de acceso, puesto que puedes invertir a través de ETFs de REITs

de una manera mucho más diversificada y menos intensiva en capital inicial.

Invertir en REITs

Invertir en REITs a través de ETFs supone ciertas ventajas porque  te permitirá invertir con menos capital inicial y poder disponer de mayor liquidez en tus inversiones, puesto que el funcionamiento de los ETFs es similar al de las acciones, es decir, los puedes comprar y vender durante las horas de operación del mercado bursátil.  Además requiere mucho menos tiempo de dedicación frente a las inversiones inmobiliarias tradicionales, puesto que toda la gestión está delegada. En contrapartida, la rentabilidad esperada es presumiblemente inferior a realizar la inversión directa en el mercado inmobiliario.

Photo by WeLoveBarcelona.de on Unsplash

Acaudalados

Apasionados de las finanzas personales y de las pequeñas inversiones. Todo el contenido publicado son opiniones personales basadas en nuestra experiencia. Puede que no sean adecuados para ti y no deben tomarse como consejo de inversión. Antes de invertir tu dinero te aconsejamos que te formes bien o que busques consejo de profesionales acreditados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.